martes, 19 de abril de 2011

William & Kate - Mi gran boda british


Desde los tiempos de la añorada Lady Di no se creaba tanta expectación por una boda en el Reino Unido como la de William y Kate. 

Día a día se viven los preparativos para la boda real del año que se celebra el 29 de abril en la capital británica, saturando los medios de comunicación con rumores sobre el enlace.

Uno de los secretos mejor guardados es el vestido que lucirá la futura esposa del heredero del  heredero de la corona británica (mira que aguanta la pobre Isabel con tal de no depositar su corona sobre la ilustre cabeza de Charly). 

 
Uno de los nombres que sonaba (por unas declaraciones de Daphne Guinness al Telegraph) es Sarah Burton, responsable de Alexander McQueen desde la triste desaparición de Lee. Esto sería todo un puntazo para la firma y le daría a Sarah el reconocimiento y espaldarazo necesario para hacer callar todas las bocas que dudaban de ella (me incluyo yo, que tuve mis desencuentros con su primera colección...), pero  recientemente ella misma lo desmintió en el Vogue UK.

¡Una lástima!, porque Kate estaría divina con un vestido firmado por la mejor casa de costura británica de la actualidad, que seguro le daría un aire fresco a la rancia dinastía Windsor, al estilo de los que vimos en su último desfile.






Para recuperarme de este disgusto he recorrido mis tiendas fetiche de Londres con la intención de darme un caprichito y os muestro lo que he encontrado...

En Liberty tenemos un libro con los esquemas para hacer en punto a la familia real y asi poder recrear en vuestra casa tan magno acontecimiento (¡pena que no se calcetar!)....

Harrods ha hecho una edición conmemorativa del evento de sus famosasa bolsitas de PVC (porta tupperware por excelencia de todo oficinista que se precie).
 

En Selfridges (mucho mejor que Harrods que siempre está lleno de turistas, cómo decimos Vicky Beckham y yo), encontré una tea towel en honor a los novios (es un paño de cocina, pero en british queda mucho más fino). 


Agotados de tanto shopping, nos podemos dar un respiro tomándonos estos estupendos bombones de Fortnum & Mason.


Tras el pequeño descanso, seguimos... y nos paramos en Tatty Devine (famosa tienda de bisutería que me encanta por su toque trash), donde vemos este soberbio camafeo con la silueta de los protagonistas del enlace.
   

Os muestro esta foto para que comprobéis lo estupendo que queda puesto y así podáis sacar alguna idea para vuestros próximos outfits.


Por último, en la tienda de la abadía de Westminster (donde se celebrará la ceremonia del enlace) lograréis sentiros como la Middleton luciendo el anillo de compromiso que le regaló William (sí, sí.... es el mismo de Lady Di).





Pues todo esto está disponible a la venta en internet, sin tener que viajar a la capital británica lo recibiréis cómodamente en vuestra casa (y creedme que lo que aquí os muestro no son los souvenirs más frikis que me he encontrado).




The Other Guys - Royal Romance
video





¿Y pensabais que lo de Mi gran boda griega era raro...?




Nota del autor:
El contenido de este post es totalmente satírico, excepto en lo relativo a McQueen (que hay cosas con las que no se bromea).